No, no da igual

¡Para empezar! regala un poco de tiempo a escuchar ¡Para empezar! permite a tus poros absorber la realidad ¡Para empezar! olvida el capricho, ve a por cuanto quieres en verdad. ¡Que más me da! dices al palpar tu soledad ¡Pues no da igual! tu regalo recibirá respuesta: la amistad la verdad te hará más fuerte,Sigue leyendo “No, no da igual”