Manantial

Mi pozo de los deseos no estuvo atento.

Las corrientes subterráneas modificaron su curso

y él, olvidó seguir su movimiento.

 

Y ahora el alma vaga en la soledad de sus metros,

buscando aliento mientras escucha su eco.

 

No te creas alma olvidada entre paredes de cemento.

Tú serás mi arma, mi aliento

para arrancar raíces y remover  cimientos.

 

Me niego pozo mío a que luzcas seco

dirigiré mis sentidos hacia el manantial perfecto.

________________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

manantial