Escuela de la vida

Difusa niebla despierta mi día al saberte huída, armonía.

Quise ser, hermano del amor, amigo aportando abrigo, abeja obrera ofreciendo ideas.

Quise adaptarme a tus pasos, frenética marcha necesitada de acción y reacción.

Ahora la marcha se ralentiza. Ahora, el dinamismo da paso a la fatiga, la ilusión a la obligación.

Ahora, ya casi alcanzada la meta, surge el vocablo hiriente, la actitud exigente, el nervio que te lleva a no entender razones…

Difusa niebla despierta mi día, pero que mañana volverá a salir el sol.

Solemoreira

Publicado por Solenoviembre

Pincel, brocha, lienzo, pared... Lápiz, pluma, teclado... Compañeros de viaje que me permiten hallar la musicalidad del día. No agotes tu amanecer atrapado en el gris, ve en busca de tu paleta de color.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: