Templa tu pluma

Tu pluma sintió mi lienzo marco ideal para tu sueño y comenzaste a escribirme. Dedos bailando la armonía de tu pensamiento practicando tu perfecta caligrafía, dedos que acariciaban el placer y mi lienzo reaccionaba hasta que comencé a leerte. Narrabas primavera que no entiende de tormenta la que omite la lluvia, desoye la frialdad delSigue leyendo “Templa tu pluma”