Oro…plata… lo importante es la intensidad

Y en la noche maternal

mis momentos se convierten plata,

estrellas observando en la sombra,

la que, aun sintiéndose ignorada,

nunca abandona.

 

Momentos plata sustituyendo al oro,

pero, manteniendo la ilusión de madre,

sembrándola cuando es reclamada.

 

El tiempo pasa y, el oro, da paso a la plata,

metal frío, amante de la noche,

metal mágico y noble.

No sé si cuanto queda por vivir

semejará la intensidad de cuanto ha sido.

 

Yo intentaré que cada momento plata,

no pierda nunca su magia,

brillando tanto o más que el tiempo dorado perdido.

_____________

Autor: Sole Moreira

Derechos reservados

tiempo-2

Anuncios