La distancia

No importa si el océano de un adiós sin retorno se interpone entre nosotros. A pesar de no poder tocarte e incluso no poder hablarte…TU ALMA SIEMPRE VIAJARÁ UNIDA A LA MÍA. Tu alma me tocará. Tu alma, convertida hoy en estrella, me ayudará a encontrar la respuesta correcta.